Nuestro abuelo nos golpea y nos cuenta sobre su sexual pasado (también sabemos que trata blancas). Evitamos ir a casa de Funky porque el wey se pone muy denso con las tachas, y estamos bajo el constante deseo de castores pervertidos con sed de contacto físico.

X

Contraseña olvidada?

Crea tu cuenta

Recuperar contraseña
Escribe tu email.
El sistema te enviará una nueva contraseña a tu email.